viernes, 24 de abril de 2009

Actividades anaeróbicas, aeróbicas y balance energetico

Actividades Anaeróbicas

La glucólisis se limita al rompimiento de moléculas de CHO (glucosa y glucógeno) para producir energía. El metabolismo anaeróbico es limitado porque se acumula, en pocos minutos, el famoso acido láctico que molesta la función muscular y causa dolor y malestar físico.

Aquí hablamos de actividades asociadas con fuerza, agilidad y gastos energéticos muy intensos pero muy breves: el salto de un jugador de basketball, alzar pesas, el saque de un tenista y el arranque durísimo de excelentes nadadores. Este tipo de actividad intensa pero muy breve requiere principalmente de glucosa (CHO) sin oxigeno como la fuente principal de energía.

Actividades Aeróbicas

La habilidad de poder continuar nadando o pedaleando, durante un tiempo continuo, refleja capacidad aeróbica. Capacidad vital para mantener la salud del corazón y del sistema cardiovascular.

Las fuente de energía en este caso son las grasas, en combinación con los CHO y algo pero mucho menos las proteínas. Es por eso que los corredores de maratón no tienen casi grasa corporal, pues la queman para producir el % mayor de energía en situaciones de actividad física prolongada.

Balance energético

Cuando uno comienza a caminar, la ruta anaeróbica provee ATP mientras que el cuerpo, si ha sido adecuadamente entrenado, aumenta la respiración y el ritmo cardiaco para que le llegue suficiente oxigeno a nuestras células. Al tener nuestras células mas oxigeno disponible, la ruta aeróbica suministra el oxigeno faltante.

Claro esta el metabolismo anaeróbico no es que se para, esta continuamente aportando pequeñas cantidades de ATP y también acido láctico. También es importante señalar que si estamos bien entrenados, estas pequeñas cantidades acido láctico son metabolizadas por el hígado y no representan molestia alguna.

NOTA

En una actividad física prolongada, más de dos horas, es fácil reducir substancialmente las reservas de CHO en sus músculos e hígado sino consumimos alguna fuente de glucosa.

Y si esto ocurre entonces nos sentiremos muy agotados y fatigados y tendremos que inexorablemente reducir nuestro ritmo de cualesquiera que sea el ejercicio que estemos llevando a cabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada